7/11/13

MIRALLS: ENTREVISTA AL SR.PLÁSTIKO


Esta semana, podréis leerme en las páginas del nº337 del Setmanari Directa, dentro de las páginas de la sección "Miralls", donde os podréis enterar del misterio tras mi pseudónimo (que no era para tanto), mi opinión sobre el oficio, sobre el futuro del cómic social y demás cosas que me sacaron durante la entrevista los amigos Ramón Samblas (a la grabadora) y Robert Bonet (a la cámara).

Como veis, existo en carne y hueso y todo...

Os adjunto la entrevista en castellano para los que no entendáis bien el catalán:

"Sin cerrarse en ningún género que pueda tener expresión en el mundo del cómic, la pasión por el dibujo y el compromiso con la gente que está abajo y a la izquierda se destilan con generosidad en las numerosas viñetas que ha publicado Ricardo Hermida, más conocido como Sr. Plástiko.

Dan fe de esta afirmación, numerosos libros, camisetas, webs y medios de comunicación, como el Ara, El Triangle, El Periódico de Cataluña, Diagonal, Carrer, la revista Crisi -financiada con el dinero tras la acción contra los bancos de Enric Durán- o desde las páginas de este semanario.

Con las únicas armas de un trazo de un trazo amable y una retórica mordaz, hace años que este dibujante gaditano (1980), dispara contra todo aquello que chirría en la sociedad.


E - ¿Cuando te vas a iniciar en el mundo de la ilustración?
 
R - Ya de pequeño, para tenerme entretenido, me daban un trozo de papel y un lápiz. También veía que mi abuelo pintaba y me va a picar la curiosidad.
Ya en el instituto ilustré algunas revistas que tenían un contenido social y de protesta, donde hablábamos de los problemas del instituto. Eran fanzines que se hacían desde el ambito estudiantil, uno de ellos se llamaba el "Batiburrillo", porque había un poco de todo. Ya desde esa época, quería dedicarme profesionálmente al dibujo y me vine a Barcelona a formarme.

E - Desde hace un tiempo, impartes talleres de dibujo para los más pequeños. ¿Por qué crees que, mayoritariamente, el dibujo se consdera una actividad infantil y cuando la gente crece acaba dejándolo?
 
R- La creatividad no se valora, la gente que hace actividades creativas siempre han estado tildados de excéntricos, te tratan de decir que hay cosas más útiles para hacer que el dibujo, pero yo creo que es el primer lenguaje que aprendemos.
Es normal ver como los niños pequeños antes de aprender a escribir las palabras, ya saben dibujar una casa, un sol... Las letras, sin ir más lejos, vienen de las runas, que no eran más que dibujos de interpretaciones sobre elementos de la naturaleza. El dibujo es una cosa muy importante. Gracias a él, te puedes comunicar en cualquier lugar del mundo.

Es una buena terapia, además la creatividad sirve para canalizar los sentimientos de las personas.
Puede ayudarnos para aliviar el estres y a no acabar locos perdidos.

E - ¿Cuando vas a comenzar a firmar como Sr.Plástiko y a utilizar el dibujo como método de protesta?

R - El humor o el terror también son géneros que me agradan. Los primeros dibujos, los hacía para revistas comprometidas, algunos sindicatos, carteles para manifestaciones... pero también para carteles para amigos, el club de rol y cosas así más frikis.

Ya en aquellos años leia al Azagra, revistas como Makoki, El Vibora, Creepy, Zona 84...
En todas aquellas revistas siempre encontrabas terror, humor, crítica... Todo era muy underground, y hablaban de sexo, de drogas,... De cosas que cuando las lees con quince años, lo flipabas.
En esa época, Azagra era uno de los dibujantes que mas seguía y admiraba cuando comencé a dibujar. Después con el tiempo nos conocimos y somos amigos.
Páginas que hacía como las de "Pedro Pico y Pico Vena", me marcaron mucho, todas las movidas aparecían reflejadas allí y se aprendía mogollón sobre música.
El nombre de Sr.Plástiko, viene de un profesor de dibujo técnico que tenía en la escuela de Arte y que decía que yo vestía de una manera muy plástica, es decir malamente y hortera.
De aquella situación, va a nacer un personaje en un cómic que se llamaba Señor Plástiko... y así se me ha quedado.

E - En otros paises, vemos como los escritores o los dibujantes, se organizan en sindicatos. ¿Como os organizáis los dibujantes aquí?

R - Pues bastante malamente... Hace poco nos reunimos varios dibujantes para debatir la posibilidad de firmar un comunicado donde establecieramos unas condiciones o precios mínimos... Y ya nos vamos a encontrar que nos decían que no todo el mundo daría soporte o lo firmaría debido a la situación laboral.
El problema es que tenemos un oficio muy gremial, y cada cual tiene su propia ética. Hay algunos que son más firmes con esto y otros que no.
De hecho, somos muchos los que comienzan trabajando gratis. Yo no lo veo mal, y a menudo haces cosas para muchos pequeños colectivos o publicaciones, pero hay medios para los que eso no se puede permitir.
Hace poco, la Vanguardia demandaba dibujantes gratis para sus páginas, y eso que es un medio que pertenece a un grupo mediático gigante y tiene muchos recursos como para pedir dibujos gratuitamente.
Yo creo que aceptando cosas así, degradamos el oficio.

No deberíamos sindicar. Lo hemos hablado, pero no se cuando comenzaremos a hacer de esto una profesión artística ni si los que dibujamos hoy día lo construiremos, pero se ha de acabar creando.
Estamos desprotegidos, las tarifas que se aplican pueden variar mucho de un sitio a otro.
Durante los años de la bonanza económica, quizá habría unos cuantos dibujantes que puede ser que cobrasen muy bien, pero ahora todos cobramos poco y malamente. El precio de la viñeta y la página cada vez baja más.

Cada vez intentan ahogarnos más, excepto algunas revistas grandes que ya tienen unas tarifas establecidas. Pero en estos tiempos, muchos proyectos no quieren asumir los costes de un ilustrador. Hay muchos medios que como han reducido plantilla, también han echado fuera a los dibujantes... La cosa está malamente.

E - ¿Actualmente las grandes editoriales de cómic han desaparecido?

R - Aquí no hay un modelo de industria del cómic como en Francia. Allí se intenta convertir la cultura en un negocio. Es triste, pero como mínimo y aun con las imperfecciones de su sistema, permite que se publiquen comics de autor.
Encuentras de todo en el mercado, cómic underground, para adolescentes, para am@s de casa, para gente grande, o para determinados colectivos de la sociedad que los lee.
No hace mucho, el dibujante Juanjo Garnido, va a recibir el premio Eisner en la Comicon de San Diego, por el cómic de género negro Black Sad. Rápidamente el Ministerio de Cultura se va a hacer suyo el premio, diciendo que era fruto de el talento que ellos denominan Marca España.
Garnido y muchos otros dibujantes van a publicar un comunicado, donde en pocas palabras veniar a decir que ni Marca España ni hostias, que esta obra hasta que no se había llevado a Francia no se había podido publicar.

E - Estás muy vinculado a la organización del Salón del Cómic Social, que entre el 24 y el 27 de Octubre ha celebrado su cuarta edición. ¿Crees que hay un interés creciente en el cómic social como modo de denuncia?

R - Cada vez hay más publicaciones de corte social, aunque creo que se ayuda poco a publicar a los dibujantes locales.
A pesar de todo, han salido comics muy elaborados, como los de Palestina de Joe Sacco. Hay gente que lee estos compra y lee estos comics para desentrañar mejor el tema sobre el conflicto palestino. Mediante los comics, se pueden dar voces a historias que no tendrían cabida en otros espacios y es más barato de producir que otros medios como los audiovisuales.

A veces también nos encontramos, que gracias a que el cómic es considerado un género minoritario -y que no está tan controlado por grandes grupos editoriales de la información- pueden llegar historias muy interesantes. Volviendo al ejemplo, el conflicto entre Palestina e Israel está mejor tratado en la obra de Joe Sacco que en la mayoría de diarios.

Sobre el Salón del Cómic Social, puedo deciros que evoluciona segun lo imaginábamos. Nosotr@s, queríamos crear un espacio de encuentro entre el cómic y los movimientos sociales. Mediante este espacio, podríamos decirle a mucha gente que jamás había leido un cómic o que hace años que no los leia, que es un excelente medio para acceder también al conocimiento, que es posible informarse y saber sobre otras luchas sociales a través de él.
Consideramos que cada vez que alguien compra el primer cómic de su vida en nuestro evento, es todo un éxito.

También creemos que el Salón del Cómic Social es una iniciativa popular gratuita, a través de la cual reivindicamos el uso de espacios públicos como la Biblioteca Central de Sta.Coloma para hacer difusión del cómic.

Creo que los comics han de actuar como una chispa que encienda las ganas de explorar, aprender y saber más que todos tenemos en nuestro interior.

E - Siempre hablamos del cómic social como un género de denuncia. ¿Crees que también se pueden mostrar alternativas mediante el cómic?

R - El futuro del cómic social ha de pasar por proponer alternativas además de denunciar las injusticias. Mayoritariamente, el cómic que se ha hecho hasta el momento se ha centrado en la denuncia.
Creo que también debería de hablar de como organizarse. Por ej, hay un cómic llamado "La Comunidad" de la editorial La Oveja Roja, que habla sobre una experiencia en un entorno agrario en Francia durante los años 70. Es una obra muy realista y trata toda la vida -desde el comienzo hasta el final- de dicha comuna, y también se nos explica los motivos de que dicha comuna acabe.

Es un cómic muy curioso, porque explica la trayectoria de una experiencia que se va a construir como sociedad alternativa al capitalismo y que va a durar casi 17 años.

No ha sido la única experiencia de lucha reflejada en un cómic. Los Yayoflautas también van a publicar un cómic (dibujado por Andrea Lucio), donde explicaban su lucha y como se organizaban.  Es decir, no tan solo la denuncia del problema, sino la organización para poder denunciarlo.

Hoy día, todos sabemos ya que los políticos y bancos nos roban, que la policía nos pega, que los jueces están comprados, pero no sabemos como defendernos de todo lo que nos está pasando.
Mediante el cómic, también podemos tratar de enseñar métodos de autodefensa ante los abusos del sistema, como son la desobediencia, las colectivizaciones, etc... Básicamente porque es una cosa que entra por los ojos y no una parrafada.

2 comentarios:

Apolonia dijo...

¡Muchas gracias por traducirla! Alguna cosa pillaba, pero bueno, mucho mejor así. El Azagra tiene que estar hueco hueco, jejejejejeje. Y qué majo tu profe de plástica no???. Mardano lo llamarían en mi pueblo. Mu maja la entrevista, y muy bien defendido. Besos a carretadas. Pum

Sr.Plástiko dijo...

Jajaja, besos para vosotros también Pum

EGO

Mi foto
Dibujante gaditano de combate. Ha dibujado sátira sociopolítica desde lugares como el "Directa", "Carrer", "Triangle", "el Web Negre" o "Cartoon Movement". Sus comics pueden verse en revistas como Amaníaco o Malavida. Y donde le dejen...